MATERIAL DE RELACIÓN JURIDICA

Doctora en Psicología Clinica "Doctora en Maltrato" Doctora Maruxa Oñate

Contra la violencia

Enviado por: Maruxa Oñate

 

 

 

 

  1. La Violencia la tenemos que erradicar entre todos
  2. La Violencia Destruye, los violentos destruyen
  3. Aún "sin viento a nuestro favor" no nos volvimos violentos

La Violencia la tenemos que erradicar entre todos

No sólo estoy de acuerdo sino que unida a lo que dice mi sobrina Ruth, yo también pienso que el camino hacia adelante es ¡A Luchar! A luchar aunados y unidos para lograr sobrevivir desde la justicia hacia el camino de los que queremos solamente vivir un poquito mejor. Despertarnos, porque es necesario, no podemos vivir dormidos.

Despertarnos con el cariño del de al lado y no desde la violencia del de enfrente. Que no nos impongan la violencia a los que queremos vivir en Paz. Queriendo a los que queremos, disfrutando de lo que tenemos y a por lo que vamos con cariño y amor. Ojalá podamos despertar poco a poco entre el amor del de al lado. Luchemos sin violencia para que no se nos vuelva contra nosotros.

¡Compartamos! Sepamos compartir "Lo Bueno", "La lucha" y... "Lo Malo", para saber ayudarnos y complementarnos unos a otros en los momentos malos donde una mano o una sonrisa de ternura nos llena nuestro mundo y seca las lagrimas, cuando la violencia nos llena los ojos de lágrimas y el corazón de dolor.

Compartir, Complementarnos y Comunicarnos; las tres armas de la Vida que nos sirven para Vivir. Ponernos en el lugar del otro y Comprender siguiendo adelante, siempre. ¡Luchando, Batallando y Comprometiéndonos con la Vida para que seamos cada vez Seres Humanos más Grandes!! ¡Cuántos hay que no son seres humanos!!!

Además de la villanía, la maldad y la injusticia, LA JUSTICIA DEBIERA CASTIGAR LA FALTA DE HUMANIDAD!!!

La Violencia Destruye, los violentos destruyen

Alguien me dijo que lo escrito arriba era Gandhiniano y me sentí persona como nunca. Ahora, por lo mismo, no puedo dar los datos de la victima y familiares allegados por el respeto, sí doy todos los míos. Decir que era una anciana indefensa muerta por la violencia. Quizá si llega a muchos lugares mi escrito y hace pensar, reflexionar y modificar las bases de convivencia, pudiéramos tener un mundo algo mejor y erradicar la violencia como se erradica un virus, pues de un virus se trata. Un virus que entra en la sangre y va transformando al Ser Humano, dejando de ser persona. Lo transforma con la despersonalización y acaba en ser menos que la "Indignidad Humana". Los animales no tienen otra intención que la de sobrevivir mientras en la violencia, la intención es la de destruir por destruir, ese es su placer recóndito.

Sí, creo que existen la Locura y la Maldad como dos entidades diferentes que pueden estar unidas. He vivido y sigo viviendo, que aunque la Enfermedad Mental pueda tener crisis de violencia, no siempre la violencia descansa en la Locura. Los psicópatas son valorados en el mundo en que vivimos y los actos que realizan los violentos pertenecen a la Maldad y estos actos tienen que ser castigados; para vivir en paz los que queremos vivir en paz.

Quizá, si en las escuelas estudiaran más a Gandhi y a Kant, podríamos conseguir que los adolescentes llegaran a ser adultos con un concepto claro de JUSTICIA. Que nadie desde la violencia se justifique con acciones abominables, llenándoles de venganza y odio inconsciente, consciente y preconsciente. Dándose a sí mismos el descargo de la razón de lafuerza, sin escuchar desde su propia indignidad a nuestra FUERZA DE LA RAZÓN. Sin capacidad de reflexionar ante su egoísmo y maldad. Sin atender en su misma incapacidad a podernos salvar como humanos en el sentimiento activo, sonoro y expansivo: LA EMPATÍA.

Sí, es una defensa a ultranza que hago desde mi lugar de lucha por la Empatía, lo único que puede hacer al ser humano, comenzar a crecer como adultos pertenecientes a la raza humana¡Si pudiéramos aumentar el instinto de vida contra el instinto de muerte que impera en el mundo!

Los adolescentes como los Enfermos en Salud Mental, los que tienen dificultad para ser autónomos del todo. Ellos pueden hacer mucho por los demás, enriqueciéndose si lo quieren o desarrollar sus capacidades; mientra que "La Maldad" está abocada a destruirse a sí misma con su propia violencia, la violencia genera violencia.

Aprendí de Romano Guardini (aunque soy agnóstica, donde hay sabiduría la aprendo y la aprehendo, como en el Teólogo Guardini) en un libro maravilloso "El Ocaso de la Edad Media" que diciéndonos con su sencillez, que el hombre tiene que unir PENSAMIENTO-SENTIMIENTO-ACCIÓN para lograr ser Auténticos Seres Humanos.

Siguiendo tal integración me revuelvo contra los violentos que hacen uso sólo de la acción porque su pensamiento está colapsado en una forma mortecina unida a la propia ideología de la Violencia sin poder separarse de ella porque no tienen más, todo es el vacío. Ni siquiera poder pensar, pueden. Ahí, su incapacidad y deterioro como persona. Del Sentimiento no sabrán, no pueden sentir más que los destructivos: venganza, sadismo, ira, agresión por destruir, y algunos otros; la destrucción por la Envidia de ser algo (no alguien) de donde no podrán salir por el estancamiento humano al que llegan. Finalmente sólo saben vivir de la acción, ni saben ni pueden pensar y mucho menos sentir: es una vida enajenada mucho más que los que tienen etiqueta de problemas de salud mental. Un vida que ya dejó de ser la suya propia (el violento no nace, se hace). Vida desde lo que significa humano sin tenerla, porque no llegaron a seres humanos, la Ideología de la Violencia resistente a su narcisismo, lo impide.

La forma de pensar del fanatismo, que envuelve por completo a la violencia, a los violentos; el pensamiento fanático como lo es obviamente la violencia: rígido en sus ideas y en forma, predisposición a la intolerancia y a la falta de flexibilidad en el mismo que impide un desarrollo necesario para todo cambio en la evolución del pensamiento y enriquecerse ¡Imposible!

En mi tesis doctoral estudié a José Mª Odero quien dice que el fanático (obviamente lo el violento) vive el obsesionado por el pensamiento práctico, por un objetivo social que trata de hacer realidad a toda costa, violando el respeto debido a sus conciudadanos para el logro de sus fines. Es maquiavélico y no duda en conculcar el orden ético y el legal. Piensa que sólo él o unos pocos como él, han visto la verdad práctica y que a ellos corresponde realizarla mediante una acción violenta. En él se aloja una carga de violencia potencial: está dispuesto a utilizar la violencia si fuera precisa para sus fines.

  • Violencia física (agresión).

  • Violencia psicológica (terror).

  • Violencia intelectual (engaño).

Todo, con el uso de las tres violencias como medio para violentar o contrariar las voluntades de quienes se oponen a sus proyectos. Esto nos señala Odero en "Fanatismo, tolerancia y fe."

El sujeto narcisista (refiriéndose al pensamiento del fanático), requiere que aquello que es él pase a constituir el ideal. Aceptar otra manera de ser, es aceptar que él mismo no lo encarna; por tanto la intolerancia y el dogmatismo tienen fuentes muy poderosas en el narcisismo. Dividen el mundo en dos:

  • Nosotros (los fanáticos) que somos los buenos, los que estamos en la verdad

  • Los otros que están equivocados y obran mal.

Son los que se mueven sin atender al principio más democrático y humano de la vida, EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS, sin atender a lo dicho por Kant sobre la Ética, sin atender a lo que ejemplificara Gandhi maravillosamente, sin atender finalmente que son unos pocos que dañan a otros muchos sin poder tener razón, sin poder tener justicia, sin poder decir desde la verdad porque usan de pensamiento ajeno y sin Realidad alguna que los haga buenos.

Sí, se tienen que aguantar con pertenecer a LA MALDAD que en todo mundo existe. Igual que en el cuerpo existen células enfermas en todos los humanos, tomando antibióticos para superar la enfermedad, igual seguimos luchando contra ellos (la Maldad) para poder seguir viviendo y sonriendo pese a toda la envidia suya que nos devuelven con violencia. Nos destruyen violentamente porque nosotros sí podemos sonreír y sí podemos ser un poquito felices, lo que ellos no lograrán jamás porque, repito, están abocados a su propia destrucción. Han destruido su Pensamiento por la rigidez y encorsetamiento vivido en su propio narcisismo ególatra con un falso Ideal de Violencia que oculta su vacío, sus frustraciones, sus fracasos como cualquier ser humano, sólo que ellos no tienen capacidad para salir de sí mismos frustrados, fracasados, vacíos. Han destruido sus Sentimientos (aquellos que nos dan la felicidad y la sensibilidad), sólo les queda la acción violenta como marionetas de un mundo arcaico que mata mientras son muertos por ellos mismos, sin pensar sin penar sin sentir.

Desde esas acciones violentas, jamás sabrán lo que es reparar con el sentimiento y acción a la vez. Reparación en nosotros Los Seres Humanos que nos hace sentirnos Dignos de tal acción. La Reparación; el remordimiento y la palabra o silencio mientras sonreímos con dolor por haber dañado algo en el otro. ¡Eso es DIGNIDAD!! Reiterar que somos Seres Humanos vivir como tales; con la Acción-Pensamiento-Sentimiento, integrados en un solo acto pensado y sentido: ¡una sonrisa al de enfrente que sonriendo nos devuelve su perdón!! En el remordimiento sentimos el daño ocasionado y reparamos. El Remordimiento es Dignidad y nos hace Seres Humanos. ¡Lo que no podrán ser jamás los que viven de la destrucción y muerte en la Violencia!

Aún "sin viento a nuestro favor" no nos volvimos violentos

Alguien me hizo una pregunta sobre Kant, defendiendo que yo no era Kantiana en mi base, cuando yo siempre pensé que la Ética era desde hacía mucho tiempo en mi vida mis raíces, sin darme cuenta de cuáles eran las razones de Kant que formaban mi vivir. La raíz básica era y es, el Respeto aunque hay otras primordiales en mí. Sí, la raíz de Kant es la Razón mientras la mía en la vida es el Amor; le dí la razón a esa persona.

Me preguntó dicha persona: Si estuvieras en la II Guerra Mundial y vinieran a tu casa preguntando por una amiga tuya que tienes escondida por ser judía ¿Qué harías? Respondí directamente, seguir escondiéndola el tiempo que lo necesitara y ayudarla a escapar. Ahí me di cuenta que mi base es el amor y que como en la profesión, fui tomando lo mejor de cadateoría y escuela en los distintos autores. Vas aprehendiendo todo lo que necesitas en un momento dado, vas formándote y formando la identidad sin perder el núcleo fundamental o básico que es donde se van insertando todo lo aprendido y haciéndolo tuyo. Tanto las teorías como las identificaciones con los demás, que van solidificando tu Identidad y enriqueciéndola con tanta variación. Así, la Ética se instaló en mí la de Kant sobre lo que aprendiera yo en la educación paterna. Entre ésta y lo que traía de mí, venía conformándose en mi Superyo, desde la salud y los aspectos de enfermedad que me tocaron vivir en mi historia. Todo ello hizo mi Ética y organizaron mi Superyo con unas características propias. Características que a todos nos individualizan a través del día a día que se sigue aprendiendo, viviendo, vivenciando y llevándolo a las acciones, pensamientos, actitudesvalores e ideales.

Así pues, en su día Kant me ayudó a combatir del lado de los buenos en mi propia Historia y, posteriormente a ir teniendo diferencias como cualquier neokantiana las tiene, basadas en un núcleo común enseñado por Kant, núcleo que fuera en mis 15 años y sigue formando mi identidad por su Imperativo Categórico: aunque debajo siga existiendo mí máxima; el amor, el cariño, la ternura como modo de relación. Desde Kant me sonaba a gloria: "Obra de tal modo que uses la humanidad, tanto en tu persona como en la persona de cualquier otro, siempre como un fin al mismo tiempo y nunca solamente como un medio".

Lo que dice la "Segunda formulación" me hizo pensar mucho, querer mucho y rechazar mucho. Me había formado con la consigna: "El fin justifica los medios"… Tenía mucho que luchar y no quería una guerra sino una dialéctica. Quería mejor aún, salir de del concepto aplaudido con orgullo de que "el fin justificaba los medios". No sabía en qué me iba a basar, pero quería salir de tal falacia. A Kant lo veía como un posible candidato, junto a Unamuno, Platón, Herman Hess, los Místicos españoles, entre los que me iban a ayudar en tal dialéctica. De los filósofos preferí a Kant porque hablaba de lo que yo tenía; Voluntad. De lo que apreciaba aún sin conocerla; Libertad, aunque sí creía en la Libertad del Pensamiento, compartido o no. De Kant me gustaba que se pudiera ir superando día a día como ser humano, me abrió las puertas a una lucha interior. Como lo leí a través de Julián Marías, a quien se le entendía de maravilla: leí a Kant, entendí a Kant y me hice amorosa de Kant porque habría una posibilidad de horizonte donde yo podía caminar.

Me gustaba Kant porque pertenecía a la Ilustración y como Rousseau, ponía la esperanza en el ser humano y en la razón para salvaguardarse de los hombres en el poder, que manipulaban. ¡Eso era lo mío! La lucha constante para seguir adelante y era una lucha para aprender a batallar contra los que no respetaban, contra los que tenían el poder y hacían abuso de él, sobre todo contra la violencia. Me fui formando contra la violencia y para defenderme de ella.

Considero tan grande a Kant en su formulación, que con que hubiera dicho sólo el Imperativo Categórico en sus tres formulaciones, para mí sería el Kant filósofo de finales de la Ilustración y quien desarrolló su Moral o Ética con lo que significa para todos. Para mí, es la base de la humanidad, del crecimiento como persona, las posibilidades de salir de la base de la enfermedad mental (la que deteriora más al paciente y al ser humano con su egoísmo) porque cuando deja de ser el fin en sí mismo y en la persona, se deteriora la sociedad como tal y va destruyendo al propio sujeto en su capacidad de Amar.

Siempre que escribo un artículo, lo hago desde dos dimensiones:

a) El deseo de que pueda ser útil a los demás. Sí, es desde el deseo de que otros puedan reconocerse o encontrar un punto donde nos encontremos en el pensamiento y puedan hacer uso de lo que yo planteo o digo. Intento escribir siempre como un proyecto a producir mayor conocimiento en los otros. Quizá tenga semejanza con el mito de Prometeo al que se le ha achacado el deseo omnipotente de Sabiduría y Salvación. Yo no lo diría desde la omnipotencia sino desde "El Compartir" que es un sentimiento mucho más grande que el deseo de poseer y más libre y abierto. Pues sí, mi gran deseo es el poder Compartir lo que yo sé, lo que yo poseo (como mío solo) y lo que yo siento como proyección de mí misma poniéndolo al servicio de afuera. Si eso se llama deseo de creatividad; lo poseo desde la cabeza a los pies. Deseo compartir todo lo bueno que en mí hay. Cosa que no ocurre con lo que yo sé que no es bueno. Éste me lo quedo en mí, intentando no contagiar, en el sentido de no proyectar o desear echarlo afuera.

b) Que nadie viva atado y sin respeto: también basado en el Mito de Prometeo quien fue castigado por robar el fuego eterno a Zeus, atándolo a unas rocas en Escitia. Yo no le doy una interpretación (viniendo del Mito) tan pobre, como que Prometeo quiso robar el fuego eterno y destronar a Zeus a favor de los hombres. Yo lo veo de la siguiente manera: el amor por los hombres en Prometeo era tal, que ya dentro de sí tenía el concepto de que todo ser era digno de vivir y por lo tanto con las mismas posibilidades de crecer que él mismo. Este (El Titán) no mantenía un deseo retorcido de derrocar a Zeus sino de ayudar a que se salvaran los hombres. Tuvieran sus mismos conocimientos y buscaba que nadie pudiera atar a nadie, encadenándolo a unas rocas, por considerarse por encima del bien y del mal.

Supongo que el sentimiento que prevalecía en él, en Prometeo, aunque tuviera otro nombre, se le parecía a la Compasión, que unifica el crecimiento de los hombres. Hay otro sentimiento que yo pongo en Prometeo que no ha sido tratado poniéndoselo en él y, se llama el "Síndrome del Superviviente" La persona que se salva mientras los demás no. (Prometeo era Titán y ayudó a los hombres, él era héroe y por tanto había una diferencia que a él le hacía ser justo y buscar la igualdad dándoles el hálito de la vida desde el barro. La consecuencia misma era EL RESPETO al hombre por serlo. Así pues, el robo anterior al encadenamiento, el deseo de Prometeo de Compartir la Sabiduría y Libertad con los hombres, el Castigo que se le dio por tal deseo logrado (creando a los hombres desde el barro y fuego -amor y creatividad-). Todo ello, en nuestro héroe tuvo que producirle sin duda, la culpa. La consecuencia de a realización deseo fue la culpa.

Por supuesto que puede ser considerado el robo del fuego eterno con etiqueta del mal, pero sin duda que fue la consecuencia de realizar el Deseo de salvación a los hombres. Lejos de tener un halo omnipotente, venía en él, ser la posibilidad de Identidad en todos, del derecho a vivir y vivir dignamente, algo que nos queda impreso en el deseo y en el alma. Los que creemos en ella, llamándola espíritu, amor de raíz, comunidadcomunicación o lo que para mí forma la segunda dimensión de lo que hay debajo de mi deseo al escribir; querer que llegue a todo aquel que pueda serle útil: La reparación desde la Culpa sana. El deseo de que entre los humanos, hoy en día, podamos compartir todo lo bueno que existe en nosotros mismos y vivido desde El Respeto. Asumiendo que todos tenemos más qué y menos qué, sin que por ello las intenciones sean de rivalidad, motivos narcisistas, vengativos, de venganza o de robo. Sencillamente, Compartir desde El Respeto y el bien hacer que Kant nos ha enseñado tanto (si no olvidamos que fue educado en el pietismo donde la piedad superaba al sufrimiento). Yo busco llegar desde mi alma al alma de quien con mi escrito puede compartir un bien: ¡La Paz!

El único Héroe que luchaba por la Libertad y Sabiduría del hombre, con un sentimiento semejante al terrible que surge al sobrevivir a alguien a quien quieres y no le pudiste ayudar más. Sí, quizá haya un deseo de salvación, deseo tan humano que sólo quienes al pasar por esta vivencia podríamos comprenderlo, sin ir más allá del significado de ayuda a la salvación. Al haber sobrevivido a alguien menor que tú.

Kant, dentro de la Ilustración con sus características a lo Rousseau y bañado todo con la religión Pietista, dio su gran conocimiento y meditación sobre lo que hoy me inquieta para poder vivir los hombres en el Respeto y en el Compartir.

Kant continúa con su Ética para que los niños de la ilustración fueran por el camino del bien, de la Justicia y del Respeto. Es posible que desde Kant los sentimientos no sean estudiados. Yo digo como con Freud, hay que saberlo leer. Lo digo desde mi apreciación, sin egolatría pero sí orgullo de llegar a Kant que no es fácil. Aquí estoy agradecida porque he dado tanta filosofía de Kant que me obligó a repasar y repasar.

El Respeto resulta difícil saberlo definir, ya desde Kant expresa vinculaciones, las relaciones, el tú y yo. Añade Kant que el Respeto está impregnado de lo que él denomina Reverencia (un sentimiento). Desde la misma Reverencia (conlleva el sentimiento de veneración) Kant nos habla de respeto, señalando: Un vínculo, una Relación, Los sentimientos del Bien y del Mal como Moral o Ética y Los Límites, puesto que si hay miedo esa no es Ley Moral. ¡Kant nos habla de acciones y sentimientos!

Así, como todo el mundo, en los momentos difíciles de la vida, si los conflictos, frustraciones y vivencias superaban la alegría, el placer y instinto (para mí natural) de seguir adelante, yo lo llamo instinto de vida; ni me paraba a pensarlo ¡Lo había aprendido de Kan! ¡Yo seguía adelante con mi bandera del Deber!! Ya poco a poco se iría transformando en placer. ¡Eso creía yo! ¡Lo había entendido así desde Kant! Siempre Kant, ha estado en los momentos más difíciles. ¡Si no se vive desde el Placer se vive desde el Deber! ¡Me lo enseñó Kant! Quizá la subjetividad que yo incluí, siguiendo al pensador y filósofo Paúl Ricoeur hablando de Historia y que yo lo apliqué a la mía. Cuando no funcionaba el placer día a día en mucho tiempo y aparecían los rasgos negros, siempre me agarré a ¡Hay que vivir por Deber!! Así, poco a poco comprendí que lo que Kant llama Moral para mí es Ética y lo sigue siendo. Supongo que su Imperativo Categórico se pronunciaba en mí: "Si no tienes motivo de alegría y optimismo, sigue viviendo por el Deber. Espera y hazte con los problemas". Aún hoy, quisiera que el imperativo categórico fuera Universal porque lo considero bueno para la Humanidad.

Si vivimos en sociedad, lo primero de todo es el respeto como alimento; el que nos damos y el que damos. Previamente y a la vez, tenemos que llegar a ser personas. Señalé contra la violencia que hay motivos de sancionar que no son castigados, ejemplo, "el no ser seres humanos." Al no castigarles, les permitimos... Permitir la violencia no es respeto a los demás ni a nosotros mismos. Cuando uno tiene una Ley que cumplir y no la respeta o, daña a alguien, aparece el sentimiento de culpa, se llama "Pepito Grillo o el Remordimiento." Los violentos, por su Incapacidad y "Maldad", no conocen ni el remordimiento ni la culpa ni tienen a ningún Pepito Grillo internalizado porque no pertenecen a los Seres Humanos. Son... ¡Violentos!

Por lo expuesto; "por los que no hemos llevado una vida con el viento a nuestro favor y no nos hemos hecho violentos, considero un Deber Humano ir contra la Violencia y la muerte de una anciana en indefensión." Maruxa Oñate Español

 

 

Autor:

Maruxa Oñate Español

Psicóloga Clínica Nº de Colegiada: M-1407

En espera a Doctorarse por la URJC

Coslada Madrid-España



Leer más: 
http://www.monografias.com/trabajos94/contra-violencia/contra-violencia.shtml