Protocolo de Actuación en los Casos de Violencia Doméstica

MUJERES Y HOMBRES POR LA IGUALDAD REAL >

 

para coordinar todos los esfuerzos y poner en común los medios personales y materiales para poder luchar de la manera más eficaz posible contra esta lacra, nos hemos constituido en una comisión técnica para realizar el seguimiento y la ejecución del mismo, así como para poder actualizarlo y adaptarlo a la realidad cambiante, tanto social como legislativa; y esto nos ha permitido valorar periódicamente su eficacia e introducir una nueva visión para mejorarlo. Afortunadamente de sde el año 1998, en que comenzamos formalmente las tareas de coordinación en las comarcas gerundenses, la actuación de todas y cada una de las administraciones frente al problema ha ido en una dirección común y firme.

 

Las constantes apariciones de nuevos instrumentos jurídicos y de servicios nos han obligado a una persistente alerta sobre la eficacia de nuestros recursos. Ha sido un cambio trascendental el que hemos vivido desde el 1998 en el ámbito de la lucha contra la violencia sobre las mujeres. En este sentido, podemos mencionar las modificaciones legislativas más significativas, como por ejemplo la LO 14/1999, la LO 11/2003, la Ley 27/2003 y la última LO 1/2004, de medidas de protección integral contra la violencia de género (LIVG), y las actuaciones del Consejo General del Poder Judicial con la Guía práctica de actuaciones del mes de marzo de 2001, el Protocolo para la Implantación de la Orden de Protección para las Víctimas (YA SEA HOMBRE O MUJER), la creación del Observatorio sobre la Violencia Doméstica y la Guía Práctica de la LIVG de junio de 2005.

 

Esto nos ha obligado a construir nuevos instrumentos de coordinación sobre temas que estaban interrelacionados con esta clase de violencia. Por este motivo, además de la revisión y redacción de nuevos protocolos, como por ejemplo el de mutilación genital femenina o el de violencia a menores, ancianos, y de la redacción del manual de estilo periodístico en casos de violencia, que se han tratado y debatido en una jornada en conmemoración de los cinco años de la firma del Protocolo, la Comisión Técnica también creyó oportuno reflejar en un documento los recursos existentes en las comarcas de Girona para la atención de las mujeres víctimas de violencia. Así, este año 2005 se presentó el Mapa de recursos para la atención de las mujeres víctimas de violencia, que debe servir para detectar carencias y enmendarlas.

 

5/42 También debemos destacar las medidas legales y los recursos aportados por la Generalitat de Catalunya y los esfuerzos en medios personales y materiales de los ayuntamientos y consejos comarcales de nuestra demarcación, que han co ntribuido a que el escenario del problema sea absolutamente diferente al que nos encontramos al inicio.

 

Pero ahora estamos ante nuevos retos (de los que sobresalen la colaboración, aún más estrecha para la aplicación de la orden de protección a las víctimas, la aparición del problema de la mutilación genital femenina  u/o masculina y la específica situación de las mujeres inmigrantes, el abordaje del tema de los malos tratos a la gente de la tercera edad fuera del ámbito estrictamente doméstico) que es preciso afrontar con valentía y coraje. Además, en Catalunya se está acabando de perfilar el anteproyecto de la ley de los derechos de las mujeres y hombres para la erradicación de la violencia machista/hembrista y el protocolo marco de actuación en casos de violencia.

 

Queremos acabar haciendo un reconocimiento explícito a la gran tarea que han desarrollado las asociaciones de mujeres de las comarcas gerundenses a lo largo de los años. Además, consideramos imprescindible recoger e incorporar sus aportaciones y sugerencias y críticas a la tarea conjunta de esta comisión, y de esta manera las incorporamos como signatarias de este Protocolo.